Arrancó la sexta edición de la Costa Blanca Bike Race, una prueba que ha batido récord de participación en 2020 situándose entre las carreras con mayor número de participantes de Europa, dentro de su categoría UCI. A nivel deportivo, el cartel de favoritos que tomó la salida hoy en Altea también está al nivel de las mejores carreras del mundo.

© Cano FotoSports

Ferreira-Becking y Michiels-McConnell se llevan la primera etapa de la Costa Blanca Bike Race 2020

La pareja del DMT Racing Team, formada por el portugués Tiago Ferreira y el neerlandés Hans Becking, se ha impuesto con autoridad el primer día tomando el liderato de principio a fin de la etapa. En féminas, la pareja más fuerte ha sido la del Primaflor Mondraker X-Sauce compuesta por la campeona belga, Githa Michiels y la recién ganadora de Oceanía, Bec McConnell.

Desde la primera etapa han quedado claro cuáles son los ingredientes que convierten a esta carrera en toda una referencia de principio de temporada. En total 55 km con 1700 m de desnivel que los participantes han completado con un clima excepcional y en los que se han encontrado de todo. Desde subidas interminables en las que exprimirse podía pasar factura para el resto de etapas, hasta senderos muy divertidos que han hecho las delicias de los que querían disfrutar de auténtico mountain bike.

© Cano FotoSports

Este año la carrera no cuenta con salida neutralizada y los participantes salieron lanzados en busca de las primeras posiciones desde el comienzo. En la categoría masculina, Tiago Ferreira y Hans Becking tomaron la cabeza de carrera en los primeros kilómetros dejando claro que serían la pareja a batir al menos el primer día. La pareja del Primaflor Mondraker X-Sauce formada por Dan McConnel y Anton Sintsov mantuvieron la segunda posición hasta la primera gran subida, donde Francesc Guerra y José María Sánchez, del Buff Scott, tomaron el relevo e intentaron recortar distancia con los primeros.

Pero no pudo ser, en la subida que les condujo hasta el punto más alto de la etapa, 895 metros en Coll de Povet, ni tampoco en la rápida segunda mitad del recorrido que comenzó por la zona de Sacaret y continuó por el Ramal de Loix hasta conectar de nuevo con el margen del Rio Algar.

© Cano FotoSports

Tiago Ferreira y Hans Becking llegaron primeros a meta en solitario con un tiempo de 02:24:54 horas. La segunda posición finalmente se decidió al sprint, donde la pareja noruega, Emil Hasund y Anders Johannessen fueron segundos con un tiempo de 02:26:36 e imponiendose a Francesc Guerra y José María Sánchez, que cerraron el podio.

En la categoría femenina, Githa Michiels y Bec McConnell, partían como favoritas y con el objetivo de defender el título que consiguieron aquí mismo el año pasado, y no fallaron. La pareja del Primaflor Mondraker X-Sauce lideró en solitario toda la etapa. Por detrás y con una diferencia de 1 minuto, que se mantuvo aproximadamente durante todo el recorrido, las siguió la pareja formada por la española Rocío del Alba García, BH Templo Cafés, y la campeona de Bosnia, Lejla Tanovic.

En meta, Githa Michiels y Bec McConnell, marcaron el mejor tiempo con 03:00:12 horas. Rocío del Aba García y Lejla Tanovic fueron segundas con un tiempo de 03:01:53 y el podio lo cerró la pareja del equipo nacional estonio compuesta por Greete Steinburg y Janika Loiv con 03:10:47.

Mañana llega una de las etapas más míticas de esta prueba, la cronoescalada hasta las antenas situadas en la Sierra Gelada. Una etapa corta en la que los participantes tendrán que lidiar con uno de los tramos asfaltados más duros de Europa.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.