La Costa Blanca Bike Race crece año a año y se ha consolidado como un referente del calendario internacional gracias a la simbiosis perfecta entre la organización y los patrocinadores, tanto públicos como privados, que apuestan cada vez con más fuerza por una competición con la que comparten espíritu y valores.