Captura de pantalla 2016-01-18 a las 8_57_01

Prácticamente todos los aficionados a deportes de resistencia han oído hablar de la carga de hidratos e incluso la han puesto en práctica. Pero también es verdad que no todo el mundo la realiza correctamente. Por ello, a continuación comentamos en qué consiste exactamente.

¿Que es la carga de hidratos?
El glucógeno es la energía liberada de la ingesta de carbohidratos que se almacena en los músculos y se va liberando a medida que vamos intensificando el entrenamiento, tanto en intensidad como en duración.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para realizar una buena carga de hidratos es bajar la intensidad de entrenamientos las 2-3 semanas previas a la prueba ya que para realizar una buena carga de energía, el músculo debe estar descansado.

¿Cómo realizar la carga de hidratos?
Para pruebas de resistencia como Costa Blanca Bike Race se recomineda ingerir entre 10 y 12 gramos de hidrato por kilo de peso los 2-3 días previos a la prueba. En líneas generales los hidrtaos deberían suponer el 70% de nuestra dieta, además de alimentos ricos en fibra para realizar una buena digestión.

¿Qué hidratos debemos ingerir?
Los llamados hidratos complejos, que apenas contienen azúcar y aportan más energía y mejores digestiones.

  • Pasta de harina no refinada
  • Arroz
  • Patata y los tubérculos
  • El pan de harina no refinada
  • Cereales como la avena o el ya tradicional “Müesli”
  • Legumbres como las lentejas

Aspectos a tener en cuenta durante la carga de hidratos

  • Puedes subir de peso. Una vez los músculos están llenos de energía el glucógeno se convierte en grasa que se almacena en nuestro cuerpo, por lo que es importante no pasarse en la ingesta de hidratos.
  • Cuidado con la cena. Al tener una digestión más pesada, la ingesta de hidratos debe ser mínima en la cena, ya que es la única comida del díaque no quemamos. El Night Recovery Cream de 226ERScon ingredientes de asimilación lenta está especialmente pensado para la noche previa a la competición.
  • Desayuna lo mismo de siempre. El desayuno del día de la prueba no es el momento de hacer experimentos. Las semanas de antes se pueden hacer algunas pruebas pero es la comida del día que debe ser más regular para evitar que algo nos siente mal y eche por la borda todo nuestro trabajo.

Evita a toda costa los hidratos simples, tales como el azúcar refinado, bollería, dulces o helados. Este tipo de hidratos se convierten directamente en grasa a no ser que los consumas en el momento de hacer ejercicio.

CategoryGeneral
Logo_footer   
     © 2016